La procesionaria, un peligro real para tu perro

La procesionaria del pino, en su fase de oruga tiene unos 500.000 pelos especiales a lo largo de su cuerpo que se asemejan morfológicamente a pequeños dardos envenenados. Son muy pequeños y pueden desprenderse con facilidad con el viento, lo que implica un riesgo importante de urticaria, incluso sin acercarse mucho a ellas.

La época más conflictiva de ese insecto es entre febrero y abril, aunque con el cambio climático, cada vez aparecen antes y se acercan más a áreas urbanas. Están presentes en casi todas las regiones españolas y la nuestra (el sureste) es de las más afectadas. Anidan en las copas de algunos pinos, en zonas de sierra, durante el invierno, para desarrollar su actividad cuando el clima se vuelve más cálido.

¿Porque es peligrosa para nuestro perro?

Aunque parezca una oruga pequeña e inofensiva,  supone un gran peligro para nuestros perros: cuando la ven por el suelo o intentando subir a un árbol, nuestros canes se acercan de manera compulsiva, pues ver pequeños “bichos” moviéndose despierta su curiosidad.

Cuando se acerquen a ella a intentar olerla, morderla, chuparla o, cuando simplemente se rocen con ella, la oruga soltará sus pelos, los que tienen una peligrosa toxina que desencadenará una reacción química en la zona expuesta de nuestra mascota.

Nuestro perro notará un picor intenso en la zona afectada, normalmente la nariz, lengua, boca o garganta. Esta lesión inicialmente podrá parecer leve, dado que al principio se produce una inflamación; no obstante, en poco tiempo se intensificará considerablemente. Se pueden producir lesiones graves en las mucosas,  suponiendo incluso la pérdida de tejidos de manera irreparable.

Pastor alemán infectado por orugas de procesionaria. Foto: soyunperro.com

Pastor alemán infectado por orugas de procesionaria. Foto: soyunperro.com

 

¿Qué hacer si a tu perro le pica una procesionaria?

El principal problema de este tipo de picaduras es la inflamación: nuestro perro podría morir asfixiado.

Tienes que actuar con calma pero inmediatamente. En primer lugar, busca agua limpia o suero y lava la zona afectada (si es agua templada mejor, si no, simplemente agua limpia). Después acude inmediatamente a un veterinario para que le administren corticoides de rápida acción. Lo más probable es que se los administren mediante vía intravenosa, ya que es la forma más efectiva si se busca rapidez.

Los corticoides ayudarán a prevenir y tratar la inflamación, aunque dependiendo de la gravedad de la picadura, es posible que algunas zonas sufran la muerte de los tejidos.

¿Cómo podemos evitar esto?

Para prevenir esto, es muy importante observar la zona de paseo a la que vamos a ir con nuestro perro. La procesionaria anida en las copas de los pinos en zonas arboladas. Si detectas una especie de bolsa de blanca en la copa de algún pino, es mejor que busques otra zona más segura para pasear. Créenos, es mejor incluso quedarse sin paseo si eso supone evitar los riesgos que un encuentro inesperado con procesionaria supondría para tu perro.

 

No hay comentarios

Publique un comentario

También te puede interesar...
También te puede interesar...
Las termitas son insectos sociales que viven en colonias. Vienen del suelo y por lo general se introducen en las…